Nuestra especialidad - Familias de vacaciones Hotel Valledoria

Club Hotel Residence Baiaverde

Familias de vacaciones

En más de 25 años de gestión, hemos hospedado a miles de personas. Hemos escuchado y recibido solicitudes, razonados sus necesidades y soluciones, experimentando en la vida real… todo para que “nuestras” familias vivan unas vacaciones tranquilas y satisfactorias.

Creemos que hemos hecho un buen trabajo, o al menos, eso nos han dicho los huéspedes que hemos conocido de niños, y que ahora vuelven con sus propios hijos.

A una familia con niños, pequeños o adolescentes, podemos ofrecer:

  • Seguridad: la villa está separada del exterior con espacios y perímetros bien delimitados
  • Espacios: amplios, extensos, variados, al aire libre. Con nosotros, los niños pueden descargar toda su energía, correr, bailar, saltar y desahogarse. Las zonas menos adecuadas para que vaguen libremente, por ejemplo, la zona de la piscina, están aún más delimitadas y, durante el horario de apertura, vigiladas.
  • Afabilidad: uno de los primeros criterios por los cuales seleccionamos el personal, que haya realizado o  no actividades en contacto directo con los niños, es la simpatía y empatía con los más pequeños. Para nosotros, todas las despedidas, suponen un camino de saludos interminable. Conocemos a todos los pequeños por su nombre, nunca falta una caricia o un pequeño juego divertido para que nos conozcamos.
  • Un programa de actividades dedicado del 09/06 al 14/09: rico, participativo, pero siempre en clave lúdica, nunca estresante o competitivo.  ¡Lo que importa es divertirse, no ganar!
  • Cuidado durante las comidas del 09/06 al 14/09: también mamá y papá tendrán derecho a un poco de descanso saludable y a disfrutar de una charla tranquila durante las comidas, ¿no? Es por eso por lo que el personal de animación ofrece el cuidado de los niños en esas franjas horarias. Después de comer, los niños se entretienen con juegos de mesa, colores, canciones y cuentos, en la sala adyacente al restaurante. ¡Mamá y papá siempre los tendrán a la vista, pero pueden comer tranquilos!